martes, 20 de marzo de 2012

Diabesidad: todos podemos padecerla.

Diabesidad (diabetes y obesidad) todos podemos padecerla.

El 34% de los adultos entre 18 y 70 años de edad, son obesos...

Tómese la medida de la cintura. Si es hombre y su abdomen excede los 102 centímetros de diámetro y si es mujer y esa medida supera los 88, su organismo está pidiéndole atención.

Los malos hábitos alimenticios y la poca práctica de ejercicios aeróbicos, son factores que deben evitarse para prevenir enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2 y la obesidad.

La diabesidad puede definirse como una entidad mórbida que se asocia a la predisposición que tienen las personas obesas a padecer diabetes mellitus tipo dos, debido a alteraciones del tejido adiposo con secreción de sustancias inflamatorias crónicas y disminución de las sustancias protectoras como adiponectina, disminuyendo la sensibilidad a la insulina. A medida que aumentan las cifras de pacientes que presentan una combinación entre ambas enfermedades, se hace más común este término en la comunidad médica.

Expertos explican que la obesidad y la diabetes mellitus tipo dos se relacionan entre sí porque a mayor adiposidad visceral (deposito graso en abdomen), mayor es el riesgo de desarrollar trastornos relacionados con los malos hábitos alimenticios.

Según los especialistas, en Venezuela 34% de los adultos entre 18 y 70 años de edad tienen obesidad, mientras que 29% de este grupo erario tiene esta patología combinada con diabetes mellitus tipo dos. “La tendencia a presentar alguna de estas patologías, o la combinación de ambas, es cada vez más alta. Es necesario implementar cambios en los hábitos nutricionales, promover la práctica de ejercicios aeróbicos y fomentar hábitos saludables, incluso desde la etapa de la gestación”, apuntó el también miembro de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna.

Para finalizar, la base de la pirámide del tratamiento de la obesidad y diabetes mellitus tipo dos son los cambios intensivos en el estilo de vida, aquellos que fomentan una buena alimentación, ejercicios aeróbicos en promedio de 150 minutos semanales, selección adecuada de los carbohidratos a consumir, ajuste de la ingesta calórica, contaje de carbohidratos y el chequeo médico periódico.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso han alcanzado caracteres de epidemia a nivel mundial. Las cifras asustan. Más de mil millones de personas adultas tienen sobrepeso y, de ellas, al menos 300 millones son obesas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario